Menu

Prácticas de Aula y Escuela para la Inclusión

Prácticas de Aula y Escuela para la Inclusión

Investigadora Principal: Dominique Manghi

En las últimas décadas, el enfoque de la educación inclusiva se dirigió inicialmente a un grupo específico: las personas con discapacidad. Posteriormente, se amplió su alcance para afrontar los nuevos retos de una educación equitativa, que sea accesible para todas y todos. Chile se ha comprometido también a afrontar ese desafío, adoptando una política en la que la educación debe ser vista como un derecho universal y no como un privilegio para unos pocos.

La educación inclusiva, más allá de enfocarse en las y los estudiantes con discapacidades y diagnósticos, debe avanzar hacia un diálogo de la comunidad educativa que supere la indiferencia colectiva, y se preocupe de cualquier estudiante que experiencie prácticas educativas que lo excluyan, perjudicando su desarrollo, participación y aprendizaje, ya sea en el aula o en otros espacios escolares.

Esta línea de investigación se centra en las niñas, niños y jóvenes como aprendices y sus experiencias. Estamos interesados ​​en describir los procesos de inclusión basados ​​en lo que las y los estudiantes representan sobre sus experiencias escolares cotidianas. Para esto hay que replantearse el aprendizaje en relación a la pertenencia y legitimación en las comunidades educativas, así como la idea de participación definida en tres ejes: sentirse parte, ser escuchado y tomar decisiones.

Más que enfocar el estudio en las personas excluidas y presentar sus experiencias como situaciones que generan sentimientos de pena y que terminan profundizando su exclusión, es necesario ampliar el foco. Buscamos investigar centrándonos en la comunidad educativa y en las prácticas institucionalizadas que excluyen y que nos parecen naturales, para hacer visible junto con los miembros de la comunidad la relación inclusión y exclusión de manera situada y aportar a su transformación. Los resultados de investigaciones en contexto chileno explican las tensiones entre inclusión (aceptación, encuentro, amistad) y exclusión (maltrato, abuso, aislamiento) y la ausencia de los ejes relacionados con ser escuchados y tomar decisiones.

Por lo tanto, el objetivo general de esta línea de investigación es analizar la implicación de las niñas, niños y jóvenes estudiantes de las escuelas chilenas en las prácticas educativas y los procesos inclusivos, a partir de sus experiencias y preocupaciones. En tanto, los objetivos específicos son: identificar las prácticas educativas y formas de participación en los procesos de inclusión propiciados por cada comunidad educativa; caracterizar experiencias en procesos de inclusión educativa, a partir de la evaluación discursiva de niños y jóvenes sobre su participación en diferentes comunidades educativas; analizar prácticas educativas que faciliten o dificulten los procesos de inclusión; y evaluar el impacto de los procesos de inclusión en las comunidades escolares respecto a su calidad de vida y la experiencia de los aprendices.